Hogareña, loca y desquiciada

Llego a la casa. Apenas se ve el color del suelo pues está cubierto de tierra y escombros que han ido cayendo de las obras en el tejado. Veo como están algunas partes protegidas por cartones inmensos, evidentemente mi casero ha venido a la casa, pues eso no lo hice yo, que me limité a… Seguir leyendo Hogareña, loca y desquiciada

Mi comida perdida

Llego de la reunión, dejo mis cosas en la habitación, voy a la cocina, ya tengo hambre. Había preparado algo anoche, un salteado de pimientos, espárragos y cebolla, sería el relleno del pastelón de berenjena gratinado con emmental que tenía pensado comer. Saco el recipiente de la nevera, lo sostengo con ambas manos mientras intento… Seguir leyendo Mi comida perdida