Atardecer en el templo

Me encanta pasar una hermosa tarde sentada en un banco, con algún músico ambulante amenizando el momento, con el infinito como límite a esperar el atardecer y ver no la muerte del día, sino el relevo que éste hace a la noche. No he encontrado aún un mejor lugar en Madrid para disfrutar de esta… Seguir leyendo Atardecer en el templo