De mis deseos económicos y otros demonios

Mi estadía en Europa (de casi 3 años) trajo consigo muchos aprendizajes, infinidad de vivencias, experiencias nuevas y una deuda externa personal que para mi impecable récord financiero resultaba "quasi ulceresca". Desde entonces le pido a [dios, los astros, los ángeles, los dioses, Buda, Allah...] la vida que "me dé dinero" tontina al fin, no… Seguir leyendo De mis deseos económicos y otros demonios

Anuncios

Yo, la esclava

El pluriempleo es un fenómeno común en esta época, quienes intentamos salir de la crisis o quienes intentan no caer en sus poderosas garras a veces no tenemos otra opción que la de asumir distintos puestos de trabajo con empresas empleadoras y responsabilidades distintas. En mi caso desde hace unos meses llevo la vida de… Seguir leyendo Yo, la esclava

Ni tan workaholic… la vida más allá de lo laboral

En época de crisis mundial no puede una quejarse ni pública ni individualmente del exceso de trabajo, sería casi como reirse de aquellos que se acuestan todas las noches sin saber qué pasará con su realidad económica de las siguientes 24 horas. Pero por otro lado llega ese momento en que lo único que quieres… Seguir leyendo Ni tan workaholic… la vida más allá de lo laboral

El fabuloso mundo de la búsqueda de empleo

Había olvidado lo agobiante que es el buscar empleo, el ir de una entrevista a otra, el tener que vestirme "linditica" para que no me perciban más hippie de lo que la empresa tolera, el tener que esperar horas eternas en las salas frías de recursos humanos, el responder a una infinidad de preguntas redundantes… Seguir leyendo El fabuloso mundo de la búsqueda de empleo

Los … Cierres.

Sepan que los puntos suspensivos los deben leer con el fonema "piiiiii" de censurado y pueden darse la libertad de llenarlos mentalmente con cualquier palabra despectiva, insultante o grosera que se les ocurra. Si bien los cierres son necesarios y son tan parte de la vida como los inicios, siento que suelen ser mucho menos… Seguir leyendo Los … Cierres.

De la vagancia y la pereza extrema al trabajo

Ser vagos lo primero, si quereis ser felices. Yo creo que era así como iba la cosa porque jooooder, como mola la vagancia, sobre todo en días feriados. Eso de quedarse en la cama acurrucadito no tiene precio, y se multiplica cuando sabes que da igual si sales o no porque como todo estará cerrado… Seguir leyendo De la vagancia y la pereza extrema al trabajo

Con la tinta en la boca

Caso 1: Estás uber estresado en medio de un examen, en medio de "EL" examen, tienes una ansiedad que te supera y necesitas calmarla. Buscas en la mochila, ¡mierda, olvidaste la goma de mascar! no puedes fumar allí dentro, estás al borde de un ataque de histeria y antes de darte cuenta terminas con la… Seguir leyendo Con la tinta en la boca