Odio el rosado

Como leiste, ODIO EL ROSADO. He dicho una y mil veces que si tengo hijitas no usarán rosa, ese empalague "suspirísticamente" pastel no lo pienso tolerar en mi vida a menos que venga con otros colores. Y ahora, revisando una oferta de Click&Go, acabo de caer en cuenta de que hay altas probabilidades de que… Seguir leyendo Odio el rosado

Los … Cierres.

Sepan que los puntos suspensivos los deben leer con el fonema "piiiiii" de censurado y pueden darse la libertad de llenarlos mentalmente con cualquier palabra despectiva, insultante o grosera que se les ocurra. Si bien los cierres son necesarios y son tan parte de la vida como los inicios, siento que suelen ser mucho menos… Seguir leyendo Los … Cierres.

Siempre odié mi nombre

Confieso que siempre odié mi nombre. Bueno, no del todo. La verdad es que odiaba la mezcla de mi primer nombre y mi primer apellido. No permitía que nadie me llamara por ellos y llegué a tener conflictos en áreas académicas y personales por este motivo. Y no es que tenga problemas con llamarme María,… Seguir leyendo Siempre odié mi nombre

Aumento de Estima

Luego de seis días teniendo que limpiar el suelo de mi casa por el constante caos creado por las reformas de mi edificio, cuya parte más traumática aparentemente ya ha terminado, he de confesar que no sólo me han destruído la espalda (si, la misma que por naturaleza tiene escoliosis), se han cargado mis “buenos… Seguir leyendo Aumento de Estima