Posts Tagged ‘jbl’

h1

Plug & Play: Mi #Retomusica

mayo 5, 2011

Pretendía hacer mi aporte para el reto música de la familia fotera, pero justo arrancar la lluvia de ideas inició una jaqueca que me impidió ver pantallas. Las cerré todas y esta mañana vi qué podía sacar de lo que hice antes de que explotara mi dolor de cabeza.

Acá lo rescatable, que llega tarde pero seguro. El asunto como verán está minimal pero visualmente ruidoso pues me pareció interesante que el ruido en vez de escucharlo pudieramos verlo. ¿Lo que me viene a la mente al tenerlo en frente? La clásica frase “Plug & Play”.

Como en todos los retos de la familia fotera hay muchas formas de ver un mismo tema ¿quierer conocer la intepretación de los demás? Visita la lista oficial de participantes.

Anuncios
h1

JBL & Roxy: Beauty without quality or guarantee.

septiembre 3, 2010

Jbl Roxy headphones are supposed to have the endorsement of both brands, big brands.

Its a very appealing product, with an attractive design, which makes it perfect for gifts, except for the not so tiny detail that if you don’t bring the recepit you can’t access the warranty. And that makes me wonder: Who on earth gives a gift with a purchase ticket?

At home they taught me that you should ALWAYS, as rule #1 take away the price tag from a gift, because is not well seen to gift and show how much you paid.

So, there’s three possible ways to explain this:
Either Jbl & Roxy don’t see their product as a gift prospect, or they don’t have the minimum amount of courtesy in gift giving, or they just don’t care about their clients.

Either way we, their consumers, are not in a good position.

In my case the beautiful product was a gift for my 25th birthday from my brother and sister in law. Since it was a gift i didn’t receive the receipt with it. I kept the box and every single paper inside of it just in case I needed the warranty, but none of it seems to matter.

As someone who studied and works in branding and communication I know the value of a happy client, something that I was until my headphones stopped working. I lost half an hour of my morning waiting for someone from their customer service to pick up the phone, to find out that just because Jbl & Roxy didn’t picture this scenario in their minds. Less than 5 months after I got the product in my hands, seems like i will have no headphones at all.

My personal recommendation: don’t buy this product, they are pretty, but a brand that doesn’t know how to help their clients shouldn’t get their money and in my case, they will definitely not have me as a brand lover.

In case you are wondering: the product had a false contact that makes one of the sides soundless and the other intermittent, which leaves in evidence a production error that some other brands with a client satisfaction focus would have solved and even apologized for the inconvenience.

h1

JBL & Roxy: Estética sin calidad ni garantía

septiembre 3, 2010

Los cascos o audífonos JLB Roxy, supuestamente deben llevar el respaldo de ambas marcas, grandes marcas.
Son un producto muy atractivo, con un llamativo diseño, lo cual los hace perfectos candidatos para regalos, exceptuando el “no tan pequeño detalle” de que si no llevas el ticket de compra al momento de realizar la reclamación, no puedes acceder a la garantía. Y eso me hace preguntarme: ¿quién en el planeta tierra hace un obsequio con ticket de compra incluído?

En mi casa en enseñaron que SIEMPRE, como regla #1 debes quitar de un regalo la etiqueta que muestra la cantidad de dinero que diste por él, porque no es bien visto el regalar y mostrar el precio.

Pues parece que:
o JBL y Roxy no ven su producto como un prospecto de regalo,
o JBL y Roxy no poseen un equipo humano con el mínimo de cortesía en lo que respecta a hacer regalos,
o JBL y Roxy simplemente no se interesan por sus clientes.

Sea cual sea la realidad, los usuarios terminamos en una mala posición.

En mi caso especial, el hermoso producto fue el regalo que me hicieron mi hermano y cuñada por mis 25 años, y como era un regalo no recibí el ticket de compra con él. Guardé la caja, con todos y cada uno de los papelitos que esta contenía por si los necesitaba alguna vez con fines de garantía, pero lo lamentable es que esto no parece importar.

Como alguien que estudió y trabaja con branding y comunicación sé el valor de un cliente feliz, cosa que era hasta que mis cascos se arruinaron. Hoy he perdido media hora de mi mañana intentando que alguien de su servicio al cliente contestara el teléfono, sólo para descubrir que porqué JBL y Roxy no se imaginaron esta posible realidad en sus cabezas hoy, a menos de 5 meses de haber recibido el producto al parecer no tendré audífonos y tendré que tirarlos a la basura.

Mi recomendación personal: no compre este producto, son lindos, pero una marca que no sabe cómo ayudar a sus clientes no debería obtener su dinero. Y en mi caso, definitivamente no me tendrán ni como amante de ninguna de las dos marcas ni como prescriptora de las mismas.

Por si les interesa: el producto ha tenido un falso contacto que hace que de uno de los lados no se escuche y que del otro la música esté de forma intermitente, lo que deja en evidencia un error de producción que otras marcas -más enfocadas a la satisfacción del usuario final y no a obtener su dinero- hubieran resuelto y hasta pedido disculpas por los inconvenientes causados.

h1

La Musique

abril 17, 2010

Las calles cambian.
El ritmo de cada paso se adapta al de la canción de turno, a la que “San Shuffle” decida dentro de su aleatoria voluntad.

De una casi muerte por desuso y un intento de homicidio -ahogado en cerveza- mi ipod ha vuelto a ser protagonista de mi cotidianidad.
La verdad es que mi música nunca había sonado tan bien.
Mis nuevos cascos, audífonos o como quieran llamarles, regalo de cumple de mi hermanito y cuñada, han mejorado en sobremanera la calidad con que suena cada nota.

Es sorprendente percibir efectos nunca antes escuchados en canciones que llevan conmigo meses o tal vez años. Me resulta cómico el descubrir que mis caderas se balancean ante el vaivén rítmico de una samba, por ejemplo, que doy pasos más largos y fuertes ante ciertas melodías y al pasar por una superficie reflejante me río al ver mi rostro en la misma sintonía emocional de la pieza de turno.
Right now i dare to say that “music is my aeroplane”

A %d blogueros les gusta esto: