Archive for the ‘Santo Domingo’ Category

h1

Yo soy isleña

febrero 9, 2014

IMG_5645fxw

Nací y crecí en la capital de la República Dominicana, más de la mitad de mi vida he tenido que recorrer las calles que bordean la hermosa costa caribeña de la ciudad de Santo Domingo. He celebrado varios de mis cumpleaños, despedidas y bienvenidas en estas playas.

Cuando trabajaba en Gazcue y vivía próximo al Mirador Sur, prefería desviarme y conducir unos cuantos kilómetros de más simplemente para tener el lujo que de los atascos de la hora pico me atraparan con la mejor vista: la del atardecer en el malecón.

De mi vida por “los madriles” puedo afirmar que el mar fue el elemento greográfico que más falta me hizo. Hasta llegué a llorar su ausencia entre aquellos arranques de nostalgia de los que una que otra vez fui víctima.

En caso de tener que elegir un lugar en el que pasar el resto de mi vida, no tendría ni que pensar qué tipo de entorno quisiera que llenara mis ojos cada mañana, pues sin duda alguna tendría el salitre como protagonista.

¡Yo soy isleña! Sólo un pequeño número de emociones me son tan propias como el amor por el mar y la playa. Pocas cosas me hacen tan feliz como escuchar los rugidos y susurros de las olas, contemplar su juego con el sol en sus extraordinarias llegadas y partidas, disfrutar el reflejo de la luna en las noches estrelladas y sentir ese olor a sal, a sol, a vida, a azul, a infinito…

h1

Marichams Visuals & Design

octubre 13, 2013

marichams-cover 2

Sin dudas una tiene momentos de iluminación en el más puro estilo de San Agustín, las mías suelen llegar en la noche o mejor dicho, en la madrugada.

Hace unos días y en plena convesación noctámbula, de repente me di cuenta de que podía explotar muchos de los recursos e ideas que tenía guardados, algunos llenos de telarañas por el paso del tiempo y sin darle mucha cabeza inicié un proceso que en menos de un fin de semana ha ido tomando forma.

Busqué la última versión mi portafolio, lo despolvé y renové un poco. Pensé, si algunas de las ideas que tengo son un poco más mainstream deberé tener un espacio donde están las masas, así que me cree un fanpage en facebook. Le volqué el contenido e invité a algunos amigos.

Si las cosas continúan tomando el curso actual, por ahí vienen algunos proyectos… Mientras tanto, te invito a seguir los pasos de esta idea en https://www.facebook.com/MarichamsVisual.

h1

Como quien no está aquí: free Arts & Jazz on a friday night.

septiembre 14, 2013

Hay noches, como la de anoche, en las que no me siento que estoy en la capital de una pseudo república y es que debo reconocer que a veces mi media isla me sorprende con propuestas que se comparan con las “de los países”.

Anoche fuimos a La Plaza de la Cultura porque un amigo de mi novio nos extendió una invitación -un tanto difícil de rechazar- que se resume en dos palabras: Jazz & Arts.

Como parte de la programación de la XXVII Bienal de Artes Visuales de la República Dominicana había un concierto de Jazz frente al Museo de Arte Moderno, el mismo sucedía mientras las instalaciones de la máxima casa del arte contemporáneo de mi país mantenía un horario extendido permitiendo que -as I did- los espectadores pudieran darse un baño de artes visuales y música en paralelo.

Jazz en el Museo de Arte Moderno de la República Dominicana.

Cantaloop, Garota de Ipanema e Inolvidable fueron algunas de las tantas piezas que interpretaron los músicos para el deleite de los presentes. En el intermedio entre una y otra banda Luis (le boyfriend) y yo entramos al museo con un reto: identificar a “mis” artistas. [Nótese el posesivo, consecuencia de trabajar en un espacio de arte que representa a varios creadores de la escena local y que por fortuna ha integrado sus códigos y estilos particulares dentro de mi registro visual al punto de que muchos de sus artífices se sienten quasi propios.]

Desde que llegué a la puerta pregunté por “la de Urrely”, refiriéndome a la obra del cubano Ángel González Urrely, a quien le tengo bastante aprecio y cuya pieza resultó premiada. El portero me dijo “míralo allá, con la camiseta roja” (señalando al artista mismo), pero le perdí la huella porque me encontré con una antigua compañera de clases del máster con quien me entretuve hablando un rato.

Intentando bajar subí (de eso de ver escaleras y caminarlas por instinto sin percatarte de a donde van) y allí estaban ambos: el artista y su obra, curiosamente distanciados, mientras uno observaba como la otra era observada.

Yo, menos discreta que el resto le di un abrazo efusivo a Ángel y le pedí que me diera el privilegio de recibir de primera línea la explicación de la pieza. He de confesar que Luis y yo probablemente parecíamos dos tontolones mientras escuchábamos -y observábamos- atentos los detalles que poco a poco se iban descubriendo a nuestros sentidos de esta curiosa obra de arte. Y claro, no podía faltar una fotina del momento, que quedó mil veces más chula lo de que pensé quedaría.

WP_20130913_011

Recorrimos ese piso al vapor, pues no queríamos perdernos el concierto que sucedía ‘là sotto’: Citlally, Juan Carlos, Ney, Inés, Pelletier… Abajo Varella y claro, Domingo Liz a quien dedicaron la Bienal por su reciente fallecimiento.

Bajamos y nos sentamos nuevamente cerca de la fuente, para disfrutar de los arreglos de la segunda agrupación dirigida nada más y nada menos que por Jorge Taveras. Una vez concluido “picó el hambre” y partimos a un destino gastronómico para mí desconocido.

Llegamos a “Villa Burguer”, un lugar que me sorprendió por la relación calidad/cantidad/precio y cuyas anchas y sazonadas papas fritas pasarán más de una vez por mis papilas gustativas porque ¡dios que buenas estaban! (me evocaron las de Miami Subs & Grill así que miedito…).

Sépase que este spot tiene opciones de burguers más light, hechas con pavo o pollo y pan integral, y a solicitud preparan una propuesta vegetariana cuyo recuerdo me hace la boca agua (rúcula, berenjena, pimientos, mozzarella, cebolla caramelizada…) Así que si te antojas ve un finde (no abren en la semana) a la Mustafa Kemal Ataurk #28, Naco.

En fin, fue una noche llena de cultura y gastronomía callejera quasi gourmet, una esas que no siempre se viven de este lado del mundo, que me hacen sentir como quien no está aquí estando y que, cuando tengo la dicha de encontrarlas, me llenan el alma.

h1

Miedo…

agosto 30, 2013

¿Miedo?

Miedo hay que tenerle:
a los políticos,
a los narcos,
a los delincuentes (tanto de cuello blanco como de punzón ensangrentado),
a los impuestos injustificados y posteriormente robados,
a los militares de armas largas y cerebros pequeños,
a los religiosos hipócritas,
a los homófobos,
a los xenófobos,
a los que abusan de menores / de mujeres / de indefensos,
a los que embarazan niñas,
a los que violan niños,
a los que matan / por celulares / por RD$500 / por un vehículo,
a los cánones estéticos irreales,
a la violencia de género,
a la pobreza intelectual,
a la ignorancia,
a la pérdida de identidad cultural,
a la venta de nuestras tierras,
a la pérdida de nuestros recursos naturales,
a la precariedad de nuestro sistema educativo,
a la asquerosidad de nuestros hospitales públicos,
a la quasi-ausencia de una seguridad social que proteja al ciudadano,
a la exclusión social,
a la corrupción,
a la desinformación mediática,
a la manipulación de masas,
a la inflación de partidas presupuestarias,
a la extinción de nuestras especies,
a la muerte lenta y agonizante de nuestro idioma,
al abuso de poder,
al nepotismo,
al racismo,
al amiguismo político,

Hay mucho que temer aquí dentro como para necesitar cruzar cualquier frontera para buscar “al cuco” cuando tenemos tantos demonios “en casa”…

Esto lo escribo a propósito de una pseudo-noticia que se ha hecho eco en redes sociales y que me obliga a preguntarme ¿cuándo será que algunos especímenes locales usarán el cerebro para pensar y no para flotar en el vacío ideológico de sus cabezas huecas?

h1

Si perder apesta… ¡exponer no!

junio 5, 2013

Si, “perder” es una mierda, pero que tus dos propuestas fotográficas queden entre las 21 mejores de un concurso nacional (en el que se presentaron más de 150 imágenes) y esté dentro de la exposición de los seleccionados… ¡es bastante reconfortante!

Me explico: Opté por participar en el “1er Concurso de Fotografía Digital Descubre una locación para cine” de la Dirección General de Cine de la República Dominicana. Y lo confieso, no preparé las imágenes, seleccioné fotos de entre mis viajes de ocio y con ellas armé los portafolios bajo los criterios especificados.

Desde que vi esta tarde las imágenes participantes, entendí que yo no ganaría. Ahora, una cosa es no ganar y otra es ver como son galardonados los que no cumplen los requisitos básicos.

Y acá viene un problema: mi psicorigidez no me permite aceptar un premio a quien no se acoge a las bases de participación porque… ¿para qué ponerlas si no serán tomadas en consideración? Sinceramente quedé quasi ofendida con algunos de los ganadores pues el resultado no era ni novedoso, ni atratctivo, ni formalmente correcto, ni mucho menos interesante…

Pero bueno, life is life e insisto: Si perder apesta… ¡exponer no!

Acá mis dos propuestas: Valle Nuevo y Blue Lake, ¿qué te parecen a ti?

h1

Una violación en mis narices…

mayo 27, 2013

Cuando llegué en la tarde de este domingo de hacer una visita por el día de las madres, vi un inusual encuentro de vecinos en el parqueo de mi hogar. Ellos no interactúan entre sí -al menos no conmigo-, por regla general no hay contacto más allá del saludo de cortesía si nos pasamos por al lado y si acaso un pequeño compartir navideño al cual evito ir por “incompatibilidad de caracteres”.

Mi madre y yo nos acercamos a ver qué pasaba y nos enteramos de que habían robado en el bloque de viviendas próximo al mío y nada más y nada menos que en el 4to piso propiedad de un militar/político/algo por el estilo. Al principio entendí que simplemente buscaban aunar historias para dar con el culpable, pero luego me di cuenta de que lo que hacían era intentar defender al pobre infeliz que unas cuantas bestias inculpaban.

Partía el alma ver los ojos cristalizados y el rostro con los nervios punto de explotar de tensión del pobre “Vakeró/Baguelo/Baquero” (o como se escriba su nombre o apodo). Él es el “guachi” (guardían) de este residencial, si es que puede llamársele así porque a mi entender no es más que el “moreno” infeliz que se gana la vida habitando en silla plástica dentro de un área menor a medio puesto de estacionamiento.

Pregunté a la vecina de enfrente qué sucedía y me puso al tanto de las distintas versiones: una televisión gigante, un ipad, relojes y whisky fueron de las cosas que a primera vista notaron habían desaparecido. Habían entrando rompiendo tanto la puerta de hierro como la de madera, en teoría amenazando al que cuidaba para que le abriera la puerta de abajo.

Ella fue la que inició el “movimiento” entre vecinos cuando justo al lado de su ventana de la primera planta escuchó algo raro y abrió para ver qué pasaba. Se encontró con un chico de baja estatura, semi calvo y con cara de maníaco ahorcando al pobre Vakeró y encañonándolo con un arma. Acá hago un paréntesis… ¡te juro que si hubiera visto yo lo de la pistola hago una foto y la pongo como denuncia ante los derechos humanos al punto de que se hubiera enterado el chicuelo ese! pero fue una vecina y no puedo armar todo un lío por lo que otra persona dice haber visto.

Vakeró ni estaba aquí porque era su noche libre, me consta porque había un sustituto desde la tarde, cuando salí al cumpleaños de mi amigo y se mantenía allí cuando llegué como a las 12.30 de la mañana.

Pregunté sobre la hora del “crimen” pero nadie respondió a lo que comenté que no noté nada inusual cuando me quedé despierta hasta las 4am trabajando para el monográfico. Yo no estaba bebiendo, ni viendo tele, ni nada por el estilo. Yo estaba escribiendo, así que sentí todos y cada uno de los sonidos de la noche porque absolutamente todos me molestan y distraen. ¡Y YO NO ESCUCHÉ NADA RARO!

Lo que más me parte el alma es que Vakeró es un dulce haitiano que no habla casi español pero cuya sonrisa y disposición saben compesar hasta el peor de los días.

Tras el número que le hicieron antes de mi llegada el pobre estaba increíblemente nervioso, casi a punto de desboronarse y ¡no digo yo!. Cualquiera lo estaría si cuando bajan a reclamarle algo le encañonan con pistola y le ahorcan entre 3 militares, uno de los cuales no sólo no daba su nombre ni apellido (cuando le pregunté al respecto para tratar de pedirle misericordia y un trato humano para/con el chico) sino que le dijo algo similar a “yo trabajo en migración y sé lo que pasa, hay que explotarlo hasta que hable y si no fue él, ya dirá quien fue”…

Mi madre y yo llegamos de un bonito y ajetreado día familiar para entrar a casa en depresión. Ambas teníamos los ojos aguados y el corazón en la boca. Abogamos todo lo que pudimos, pero cuando llaman a la policía y el hijo de #¢+@ del militar de tu vecino está armado y lo que quiere es explotarle la cabeza al pobre infeliz o en su defecto a quien se meta en el medio… No queda de otra que echar pa’tras para no buscarse un lío en pleito ajeno.

Nótese que acabo de conocer esta noche a ese vecino, y asumo es el indecente que llega con un musicón prácticamente todas las noches espantando mi sueño, musas y hasta pensamientos.

Es una pena que esto lo logre mi país -y sus imbéciles- con una frecuencia mucho mayor de lo que me gustaría. Ahora soy pura paranoia y tristeza… No salen de mi cabeza el ¿qué será de ese pobre hombre?¿qué clase de abusos estarán ejerciendo sobre el?¿qué tipo de noche le espera?

Ahí me nace una impotencia y una especie de sadismo insano. Me dan ganas de quemar vivos a los militares y policias abusadores para que sufran lo que hacen sufrir a sus víctimas. Me lleno de ese pensamiento enfermo de que probalemente el imbécil ese, que vi como denigraba al pobre haitiano por ser ambas (pobre y haitiano), le haría más bien al mundo y al país estando muerto que vivo…

¡Eso hace daño!… Es insano, este sentimiento, es insano. Trato de controlarlo y me lleno de preguntas:

¿Por qué optan por ser malos si es tan más fácil hacer el bien, ayudar y ser felices?
¿por qué esa necesidad de aplastar a los demás si pocas cosas son tan satisfactorias como sentirte en parte responsable del éxito de otros?
¿por qué no se puede simpelemente amar y respetar al prójimo o alejarse de su vida y dejarle ser?
¿qué se gana abusando y hostigando a otros?
¿qué aporta a la vida esa actitud de prepotencia y maldad?

¡LIBRAME VIDA MIA DE GENTE ASÍ Y DE TERMINAR COMO ELLOS!
Antes de pisar una cabeza para subir escalones, prefiero quedarme abajo, con la conciencia tranquila y los sueños a penas interrumpidos por ideas pero jamás por remordimientos. Antes de hacer daño a alguien conscientemente, abusando de sus niveles de exclusión social, pobreza e ignorancia, prefiero irme de este lugar o de cualquier parte…

Esto ha sido una violación de los derechos humanos ante mis narices… Esto, en cualquier otra parte del mundo sería pagado con sangre, sudor o lágrimas. Pero aquí no, aquí ese desgraciado duerme tranquilo en su confortable cama, o se desvela contando los bienes perdidos y satisfecho de que al “haitiano de mierda” le están “dando lo que merece”.

Ahí me doy cuenta de cuan increíble es que cada vez que me voy ajustando a esta media isla, la vida se encarga de renovar y multiplicar mis razones para querer largarme de ella para siempre. Hoy me duermo: triste, indignada, apenada, iracunda y con ganas de que la justia pase esta noche por mi zona.

h1

#RetoRojo: Mi catedral

mayo 1, 2013

Para este reto de la familia fotera llego con una propuesta colonial, pues es de rojo anaranjado que se viste mi catedral, la primada de América, todas las noches.

Cualquiera que pase por la Zona Colonial de Santo Domingo debe hacer una para obligatoria en esta hermosa estructura, cuya belleza aún me sorprende cuando entre copas y cocktails paso por su lado.

Sin más mareo, esta es mi foto:
Catedral Primada de América

Y esta es parte de la historia detrás:

La Catedral Primada de América, también conocida como Catedral de Santo Domingo o Catedral Santa María la Menor, es una catedral dedicada a Santa María de la Encarnación, se encuentra en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, República Dominicana. Está ubicada entre las calles Arzobispo Meriño e Isabel La Católica, junto al Parque Colón; quedando su puerta principal al oeste, frente a la calle Arzobispo Meriño, casi esquina Arzobispo Nouel. [Ver artículo completo]

Si quieres ver las propuestas de quienes han participado en este reto te invito a que revises “El Listado Oficial” o que visites la página de “La Familia Fotera” en Facebook.

A %d blogueros les gusta esto: