Posts Tagged ‘nostalgia’

h1

11 bipolar, ambivalencias entre vida y muerte.

marzo 11, 2014

Hoy es 11 de marzo y me siento bipolar. Estoy ante una de esas clásicas ambivalencias entre vida y muerte.

VIDA | En 1921 nos regalaron a Piazolla genio musical que puso a pivotar con sus tangos una infinidad de almas, entre ellas la mía. Tango, género amado que ya no bailo, que probablemente olvidé, pero que me me hace pendular inconsciente con unos pocos acordes y me llena de ganas de volver a disfrutar del placer de una pieza bien bailada.

MUERTE | En 2010 me robaron a Saydia, amiga de la infancia y dueña de la sonrisa más cálida y hermosa que he jamás he conocido. Un hermoso ser humano con un corazón tan pero tan grande, que pese al tiempo y la distancia aún se siente su cariño y no sólo en mi, sino en todo aquel que fue bendecido con su presencia y que contó con la dicha de conocerle.

Si tuviera que definir mis emociones el día de hoy usaría una sola palabra: NOSTALGIA. ¡Que curioso es que compartan caledario dos detonantes de emociones tan distintas! Que mientras unos nos tocan la vida a través de su arte, otros nos la cambian con el día a día y ambos saben, desde dimensiones distintas dejar extraños vacíos con su ausencia.

Y si, sé que no hay vida sin muerte, que es natural, necesario y cualquier otro argumento que pueda inventarse al respecto. Pero como he dicho en ocasiones anteriores: hay muertes que jamás se superan y son precisamente aquellas que te cambiaron la vida.

Anuncios
h1

Yo soy isleña

febrero 9, 2014

IMG_5645fxw

Nací y crecí en la capital de la República Dominicana, más de la mitad de mi vida he tenido que recorrer las calles que bordean la hermosa costa caribeña de la ciudad de Santo Domingo. He celebrado varios de mis cumpleaños, despedidas y bienvenidas en estas playas.

Cuando trabajaba en Gazcue y vivía próximo al Mirador Sur, prefería desviarme y conducir unos cuantos kilómetros de más simplemente para tener el lujo que de los atascos de la hora pico me atraparan con la mejor vista: la del atardecer en el malecón.

De mi vida por “los madriles” puedo afirmar que el mar fue el elemento greográfico que más falta me hizo. Hasta llegué a llorar su ausencia entre aquellos arranques de nostalgia de los que una que otra vez fui víctima.

En caso de tener que elegir un lugar en el que pasar el resto de mi vida, no tendría ni que pensar qué tipo de entorno quisiera que llenara mis ojos cada mañana, pues sin duda alguna tendría el salitre como protagonista.

¡Yo soy isleña! Sólo un pequeño número de emociones me son tan propias como el amor por el mar y la playa. Pocas cosas me hacen tan feliz como escuchar los rugidos y susurros de las olas, contemplar su juego con el sol en sus extraordinarias llegadas y partidas, disfrutar el reflejo de la luna en las noches estrelladas y sentir ese olor a sal, a sol, a vida, a azul, a infinito…

h1

Chamaquitos Noventeros

enero 24, 2013

La verdad es que desde que me convertí (porque si que es casi a modo de religión) a Mac no pensé que algo hecho por Microsoft me gustaría tanto. Y desde que estudié maquetación web creció en mi un odio tal hacia Internet Explorer, que sólo quien ha sufrido las infinitas adaptaciones de código que se requerían para ver bien las páginas me entiende.

Sin embargo acá estoy, amando algo hecho por Microsoft y para promocionar IE. Y es que me resulta imposible no sentirme identificada, si describen a mi generación, si me describen a mi.

Si eres un/a chamaquito/a noventero/a, seguro que esto te tocará el nervio y te sacará una inmensa sonrisa, llena de nostalgia y de inocencia. Si eres de mi generación, prepárate a experimentar un viaje al pasado… ¡Disfrútalo!

h1

Los viajes de la mente

diciembre 13, 2012

Me enteré que Cyrille Aimée venía a cantar a Santo Domingo porque promocionando el evento pusieron un video de ella interpretando Summertime.

Recordé lo mucho que me gusta la versión de este clásico en voz de Sheila Landis para las compilaciones de Saint-Germain de Prés Café.

Me llené de nostalgia al visualizarme descubriendo las callejuelas parisinas de tan hermoso barrio y me surgió la frustración de no tener suficiente tiempo para visitar más lugares en ese viaje.

Sentí un fuerte deseo de volver a perderme dentro del Louvre, de comer crépes espectaculares en cualquier esquina, de iluminarme el alma con la espectacular vista nocturna de Les Champs Elysées o de la Tour Eiffel y de brindar entre sonrisas en La Fourmi Ailée.

En pocas palabras me dieron unas enormes ganas, casi necesidad, de volver a París…. ¡Cuanto antes!

Bañada de esa nostalgia me puse a revisar las fotos del viaje y ¿por qué no? de compartir algunas.

h1

Descomposición nostálgica

marzo 25, 2012

Experiencias,
vivencias,
aprendizajes,
recuerdos,
pasado,
distancia,
seres queridos,
memorias,
aventuras,
encuentros,
travesuras,
lágrimas,
sonrisas,
abrazos,
cheeeeersssss!
gooooooooooooooooool.

Te
le
trans
por
ta
ción
imposible…

Nostalgia.

h1

Condena

diciembre 18, 2011

Arenas movedizas,
raíces fantasmas,
búsqueda infinita,
ilusiones agotadas,
desarraigo,
nostalgia
e inconformismo geográfico.

h1

Cuando la nostalgia te puede

noviembre 15, 2011

Estaba revisando un artículo que tenía a medias desde hace meses, uno que no me había atrevido a terminar por miedo a que no captara la verdadera esencia de mi aventura, el de mi mochileo por Lisboa, ese maravilloso viaje en compañía de Jessica Mercedes que marcó el inicio de mis 25 años de vida.

De repente me llené de la magia que había vivido, de las ganas de volver hacerlo y ante la imposibildad evidente me abrí en llanto. La nostalgia me pudo y me dejó llorando cual magdalena al recordarme la -muchas veces triste- realidad en la que nací: soy isleña, lo único que tengo a mi lado es el mar. Y es hermoso, lo amo, lo necesito, lo pensaba cada día de mis casi tres años madrileños, pero caramba como extraño el saber que tras mis fronteras hay tierras que descubrir, así como una infinidad de aventuras presupuestariamente posibles.

Cuando las limitantes económicas y geográficas son más fuertes que tu sed de vivencias y conocimientos, lo único que te queda es sentarte en la cama, sola, y dejar que la nostalgia se manifieste en lágrimas que emanan de las puertas de tu alma.

A %d blogueros les gusta esto: