Posts Tagged ‘cultura’

h1

Gastronomía etíope

octubre 4, 2017

marichams-cultoural-bandeja-etiope

Continuando con la serie de ‘mi cambio de vida’ y la narración de mis ‘aventuras’ en África. Quiero hablarte ahora de uno de los más importantes temas: el gastronómico. En sentido general no me puedo quejar, pues exceptuando el horrible episodio estomacal de las primeras semanas (que por suerte y gracias a la ayuda de mi cuñada fue superado), en este aspecto todo ha marchado bastante bien.

La comida en Etiopía es muy particular y sobre ella entraré en detalles más adelante, pero quiero arrancar por lo que más feliz me tiene: hay muchos productos comunes a los que están disponibles en República Dominicana. Acá he podido encontrar: guineo (banana), lechosa (papaya), tomates, pepino, lechuga, naranjas, toronja rosada (pomelo), aguacate, piña, guayaba, batata (sweet potato), limón, cebolla, ajo, pimiento morrón verde (green bell pepper), espinacas, auyama (calabaza) jengibre, oregano, miel… Y un montón de granos: lentejas (de varios colores), chícharos, habichuelas rojas (alubias)… En fin, que mi necesidad de adaptación a muchos vegetales ha sido casi nula. Por otro lado, contrario a lo que yo asumía (y que probablemente asumes tu también) ¡no hay yuca, ni plátano, ni yautía, ni ñame! En ese sentido parece que estoy en la parte equivocada del continente. Acá los víveres no son muy populares que digamos y eso lo extraño en sobre manera porque yo si que soy loca con ellos.

Un tema que mi organismo debe estar agradeciendo (pero mi persona no) es el de los lácteos. Acá no hay ni una costumbre ni una industria ‘lechera’. Si, en los supermercados venden leche pero en funditas que no me inspiran NADA de confianza, sobre todo después de escuchar como el padre de un alemán compañero de trabajo de Roland se enfermó feo porque acá no pasan la leche por el proceso UHT así que no solo todos los nutrientes, sino también TODAS las bacterias y enfermedades llegan de la vaca a tu boca o.0.

Sobre los quesos, ¿qué decir? Son un lujo… ¡Literalmente! Un trocito de parmesano puede costarte fácilmente 20 dólares y ni hablar de otros. Las únicas opciones viables son un queso local tipo gouda, llamado ‘Sholla’ y las creaciones de un italiano que nos ofrece bajo la marca ‘Cheese World’ mozzarella, queso crema, camembert, brie y ricotta a precios cuasi-aceptables. Sobre los embutidos (que aunque yo no los consumo, Roland si…) igual: no hay cultura de embutidos, los pocos locales ‘no son de calidad’ y al final 200 gramos de jamón, salami o chorizo saben costar más de 10 dólares…

No es normal que la población etíope coma cerdo y el pollo aunque mucho más común, entre algunas personas no es tan popular (Yared por ejemplo no lo come). Acá las pobres vaquitas la llevan difícil y, sobre esta carne, Roland me dice que la mayoría de la que está disponible es de viejunas cuya carne es dura y no tan jugosa (yo le creo, porque imagínate…)

Para mi dicha este país es muy religioso (nunca pensé que haría esa afirmación) y tiene múltiples días al año en el que hacen una especie de ‘ayuno’ que llaman ‘Tsom’ en el que no comen productos animales. Así que, a diferencia de otras culturas, acá entienden qué es ser vegetariano y no van a esconder un trocito de jamón, tocineta o una cucharada de manteca animal en medio de mi comida.

El día a día de la gastronomía Etíope, hasta cierto punto, puede resultar un poco monótona (al igual que la dominicana puede ser cansina para los extranjeros cuando ven todos los días repetir nuestro clásico arroz con habichuelas) pues se basa en una especie de pan/crepe/cuestión/asunto llamado ‘Injera’ y sus respectivas ‘compañas’ que suelen ser llamadas ‘Wat’. Las compañas más populares son los granos hechos a modo de estofado denso (especialmente el shiró), espinacas y carne jugosa (mayormente de vaca o pollo, como ya te aclaré arriba). Un detalle sobre esta cultura: se come con las manos. Te explico más en detalle para no liarte.

La injera (que quizá es masculina pero no me entero) viene siendo como el arroz de los dominicanos o la pasta de los italianos: está en todo. Nota al margen: pronto voy a preparar en Cultoural.com un detallado artículo para que puedas conocer más sobre este producto, base base de la gastronomía etíope.

¿Cómo se come? Normalmente se sirve en el plato un trozo de injera semi-desenrollado sobre el que se colocan los wat, que son bien jugosos. Luego se cortan con las manos trocitos de injera que se mojan en el wat o se usan para recoger los vegetales o la carne y éstos se llevan a la boca. Dato importante: se come con la mano derecha, pues en teoría la izquierda es la que se usa para temas más mundanos, como aquellos vinculados con el baño.

Otro asunto (de nuevo bueno para nuestra salud) es que en el mercado Etíope no hay mucha variedad de alimentos procesados, la mayoría son importados o hechos por dos o tres extranjeros emprendedores y por lo tanto sus precios son ‘caribes’ (muy costosos). Acá sólo hay un tipo de nachos (tortilla chips), no hay tortillas de tacos y los panes y bizcochos se destacan tanto por su ausencia como por la falta de calidad de los pocos que aparecen. Así que me he vuelto una ‘montra’ (experta) en encontrar los lugares clave donde hacen bien cada producto y en hacer muchas de las cosas que me gustan y que no he podido encontrar. Ya luego haré un post con las recetas, por si te interesa explorar. ¿Lo positivo de mi abrupta incursión en la cocina desde cero (from scratch)? Sé lo que como, sé la calidad y cantidad de los ingredientes y más que nada: mi alimentación está libre de conservantes, colorantes y demás ‘pendejadas’ que nos están robando la calidad de vida.

Algo que no puede dejar de mencionarse al hablar de la cultura gastronómica etíope son las dos bebidas más populares: el Tej (vino de miel) y el café, cuyo consumo lleva toda una ceremonia que también detallaré en Cultoural.com. Pero esos, al igual que la Injera, merecen un post individual.

Los etíopes usan especias muy intensas, siendo las dos más famosas el Berbere, que pronuncian Barbarí y que viene siendo el equivalente al curry de la India y ‘Mitmita’, que suele ser extremadamente picante. Dicho sea de paso, quiero saber ¿te interesaría/atreverías a probar un poco de Berbere?

Y bueno, hasta acá llega esta entrada, si tienes algunas dudas puedes pregunta acá debajo, sino, nos leemos en un par de días más, que toca seguir viviendo para poder seguir contando.

Anuncios
h1

Mi negrito detrás de la oreja

noviembre 24, 2011

Estando en época de reuniones, cuando era ejecutiva de cuentas de una agencia de marketing en Madrid, recuerdo haber mencionado en un momento informal “no, porque nosotros los negros” a lo que los dos caballeros que estaban a mi lado (ambos españolísimos y blancos como la leche) rieron a cacajadas y uno dijo en tono burlón “¿¡nosotros?!” mientras miraba mi piel fijamente.

Al ver su reacción pensé: ¡Ignorantes! se creen que negro es sólo el de pigmentación oscura, no son capaces de ver el negro que llevo “detrás de la oreja”, de ver en mis rasgos la herencia que corre por mis venas, de notar mi orgullo por venir de una mezcla racial.

Hace unos pocos meses me sorprendió que mis amigos de acá me bromeaban, tras mi retorno a casa, llamándome “españolita” y me pareció irónico pues mis amigos españoles a la fecha aún se refieren a mi como “caribeña”.

Lo vinculé con el que estando allí conocí varios casos de personas que perdían su identidad y me quedó claro que mientras hay quienes niegan de donde vienen pues lo ven como defecto, hay quienes tratamos de resaltarlo y lo vemos como uno de nuestros grandes valores.

Estimadxs, hay que aceptar quienes somos y de donde venimos para sacar un buen provecho del bagaje cultural que nos regalaron nuestros antepasados.

Yo seré nacida en el caos y aunque critique su política, organización social y quien sabe qué otras cosas más, mi amor por esta isla creo que no podrán quitarmelo jamás y el negrito que colocó mi padre Fernando Martínez tras mi oreja, sin lugar a dudas, se irá conmigo a donde vaya.

h1

Aventuras de la vida real de una dominicana ¡en Japón!

noviembre 23, 2011

Cuando aún viviía en Madrid, una de mis mejores amigas de la uni me escribió un mail emocionada que decía ¡ME VOY PA JAPÓN! Yo creía que lo decía en broma porque siendo sinceros es normal que te digan me voy a Puerto Rico, a Estados Unidos, a España o hasta Argentina si quieren ir más lejos pero desde el Caribe son más bien pocos los que se dan un viaje por Asia.

Una vez fuera de la sorpresa seguí leyendo y vi que era ¡GRATIS! si, esa malvada había logrado irse sin pagar ni un céntimo por 20 días a conocer una de las culturas más ricas y atractivas de la actualidad.

Tras su retorno y el posterior desarrollo de mi bebé Quemashago.com le dije ¡vieja, tienes que escribirme de eso! y así lo hizo. El artículo resultó ser TAN chulo que hasta lo publicaron en remolacha.net y TAN largo que ya vamos por la cuarta edición ¡y ahora e que falta mambo! (diitas que rindieron esos)

Si están en procrastinar y les causa curiosidad, les invito a conocer esta serie de artículos basados en sus aventuras 100% sacadas de la vida real, arranquen por ¡Me fui pa’ Japón! – Parte I y seguro que seguirán leyendo hasta el actual porque -a modo de confesión les digo que. si hay algo que son es divertidos ¡y adictivos!

h1

En lo cultural todo depende del cristal con que lo mires…

noviembre 1, 2011

Las culturas orientales y occidentales tienen ciertas diferencias -más bien radicales- que pueden ser motivo de fuertes juicios y comentarios. El uso del burka por ejemplo, dio mucho de que hablar hace aproximadamente un año en las escuelas europeas.

Recientemente me encontré con esta imagen que me dejó pensando y es que si bien es cierto que hay cosas -en ambas culturas- que trascienden las percepciones y son abuso o degradación del ser humano, hay otras que entran en el plano de lo subjetivo y por tanto dependen del cristal con que se miren.

A mi me dio duro el mensaje… ¿Qué les parece a ustedes?

h1

Animales halloweenescos

octubre 31, 2011

I don’t do halloween y como le dije a una amiga: “si vinieran niños a pedir caramelos a mi casa le diría que vengan el 27 de febrero” (día de la independencia de mi país y en el que se celebra el carnaval).

No tengo ningún problema con disfrazarme, ni mucho menos con que me regalen chuches, lo que si veo mal es el estar copiando una costumbre de otro pueblo que en mi familia, mi colegio, mi país y mi vida carece de sentido. El que quiera hacerlo ¡bien por él! pero personalmente no le veo la gracia…

A lo que si le veo algo más de gracia es a esta colección de adorables animalitos disfrazados. Ojo: estoy 100% en contra del maltrato animal ¡tanto que soy vegetariana! pero así como hay quienes disfrazan a sus hijos, hay quienes disfrazan a sus mascotas y siempre y cuando no se les haga daño y se les quite cuando demuestren incomodidad a mi me parecen adorables y me han despertado una sonrisa.

Y ya dejando el blablableo, para que no digan que no me puse en sintonía con el día acá los tienen: los animales halloweenescos.

h1

Cultura Youtube madrileña

septiembre 14, 2011

Ayer en la ofi alguien dijo “contigo no” y yo automáticamente sonreí mientras respondía ¡BICHO! ante el silencio de los presentes me di cuenta de que había algo mal, aquellos ‘chistes’ que tenían casi tres años en mi vida ya no tenían sentido, se habían convertido en ‘inner jokes’.
Esas frases extraídas de la cultura youtubera española eran totalmente contextuales y yo estaba fuera de contexto. Confieso que me molesté, me entristecí y decidí que había que cambiar algo, así que acá les traigo algunos de los videos con los que lloré de la risa, de los que salieron frases célebres, los que ya son parte de mi historia y de la de muuuuuchos otros jóvenes que por x o y convirtieron esto en parte de su cotidianidad.

Contigo no, bicho
La triste historia de este chico, “el día después” que Chewaca ¡la bestia parda! le dijo ¡CONTIGO NO BICHO!

¡La he liado parda!
Si eres socorrista y en vez de echar un químico echas uno que crea una reacción que flipas ¿qué dices?… ¡la he liado parda!

El Yonki de Pitis
Si eres un vanidoso que viste de Emidio Tucci, acabas de salir de la cárcel por robar un banco ¿qué haces? ¡drogarte todo lo que puedas y echar un polvo! porque “la droga es la auténtica salud, el bienestar y la alegría”

Pim pam ¡toma Lacasitos!
¿Qué le dices a un oficial de la ley ante la prueba de alcoholemia? pues fácil: ¡pin pan, toma Lacasitos!.. y es que cuando vas de tripis chaval…

Y bueno, con eso tenemos lo básico, luego volveré con más joyitas de nuestra divertida cultura pop youtubera.

h1

El orgasmo artístico local

agosto 17, 2011

Se puede decir que el arte dominicano tiene unos cuantos momentos que vienen siendo su “clímax”, sin lugar a dudas la bienal es uno de ellos, por no atreverme a decir que es su único y verdadero orgasmo.

Como buena hijita del mundillo del “artisteo” no podía dejar pasar la oportunidad de ir a la inauguración de su máxima fiesta. El dilema era si podía tolerar el politiqueo a cambio de ver “lo mejor de lo mejor” de mi país, por fortuna una infiltrada me avisó de la finalización protocolar y fui a por ello sin contaminar mis oídos.

Confieso que hay piezas que te se quedan en tu cabeza, otras te roban los ojos y unas pocas el corazón, por lo que me atrevo a decir que la experiencia es buena -muy buena- y recomendable para todos, aunque no sean del área.

Por primera vez vivi la grata la sorpresa de encontrar nombres conocidos entre los creadores, cosa que no me había pasado nunca antes y que dibujó unas cuantas sonrisas en mi rostro. Lo que no me gustó tanto es que más que un evento artístico fue uno social, con una media de un conocido por cada dos o tres piezas, lo cual extendió la visita muuuucho más de lo esperado y casi me busca problemas con mis acompañantes.

Yo ustedes iría, incluso -aquí entre nos- si veo la oportunidad de ir de nuevo ¡lo haré!

A %d blogueros les gusta esto: